miércoles, 20 de abril de 2011

Procuraduría de Brasil alerta ante caso de jueza Afiuni

Juristas de Brasil aseguran que el TSJ venezolano perdió su objetivo

Una vez más las organizaciones internacionales claman por la libertad de María Lourdes Afiuni. En esta oportunidad, la Procuraduría Federal de Derechos Ciudadanos de Brasil se pronunció y emitió un informe a los defensores del Pueblo de Iberoamérica y Colegios de Abogados de la región, donde denuncian las "amenazas y graves ofensas a los derechos e integridad física" contra la jueza durante los 14 meses que permaneció recluida en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF).

La procuradora Gilda Carvalho, presentó el informe en el Tercer Seminario sobre la Ley María da Penha o Ley 11340/2006, que establece mecanismos para frenar la violencia contra las mujeres en Brasil y donde se reunió a más de 430 participantes en dos días de actividades.

"En la prisión, la vida de la jueza se encontraba en alto riesgo, pasando por amenazas y graves ofensas a los derechos a la integridad física y privacidad", destacó la procuradora, quien solicitó a las defensorías y juristas de Brasil pronunciarse por "el atropello" contra Afiuni. Además, precisó que el Gobierno venezolano ha ignorado las recomendaciones hechas por la Corte y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos a favor de la jueza.

Visita de juristas de Brasil

Una comisión de la Asociación Internacional de Abogados de Brasil, encabezados por el abogado Belisario Dos Santos, visitó a María Lourdes Afiuni en su residencia para conocer su estado de salud y el estatus del caso.

Para Dos Santos, lo sucedido con la jueza es un ejemplo "flagrante" del proceso de "desinstitucionalización" progresiva por la que pasa Venezuela. "Las instituciones son formalmente mantenidas, pero ya no sirven a su objetivo. Hoy, en ese país, el Estado se llama Chávez".

A través de un informe, también alerta que las decisiones de los jueces en Venezuela, "son proclamadas bajo el riesgo de una destitución o bajo el terror de la prisión ", lo que denomina la Defensa como "el efecto Afiuni".

"No es exageración suponer que la prisión de Afiuni haya sido practicada como una especie de pena de muerte velada. Las prisiones venezolanas están entre las más violentas del mundo, con más de 450 muertes por año. La jueza fue obligada a convivir con presas que ella había condenado. Fue sometida a humillaciones y maltratos y le fue denegada la atención médica en varias oportunidades", destaca Dos Santos.

El Universal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada